Agua dulce

Tejedoras de un mundo mejor

Tejedoras de un mundo mejor

EN CADA ESQUINA SE ESCUCHAN LOS GRITOS DE JUSTICIA

Por D. Michelle Rodríguez García

La violencia hacia la mujer no es un tema nuevo, ni mucho menos de moda. Desde nuestras ancestras, hasta nuestra actualidad. Mujeres parteras eran golpeadas por sus maridos, curanderas culpadas de hechiceras y muertas en hogueras, la abuela que fue abusada y tuvo que casarse con su violador, engendró los hijos que pudo, y se condenó a una vida sin tranquilidad. La violencia hacia la mujer ha estado presente en todos los contextos de nuestra vida.

            Hoy #25N, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, la lucha y resistencia sigue, las mujeres siguen rompiendo esquemas, derribando paredes para encontrar un espacio en el que la presencia masculina prevalece, desde la primera ola feminista, hasta la actualidad, la resistencia feminista no ha parado, y me atrevo a decir que no va a parar, defenderemos nuestros derechos, nos queremos dignificadas.

Por la historia somos perversas, culpables del pecado, brujas, hechiceras, amantes de los demonios, hijas de Lilith, seductoras.

Fuimos condenadas desde nuestro nacimiento a ser desprestigiadas y que nuestro valor se mida en nuestra castidad, crecimos con la idea que nuestra peor enemiga es otra mujer, pero hoy, decidimos ser aliadas, nos hermanamos en la lucha para exigir un alto a la violencia hacia la mujer.

            Somos tejedoras de un mundo mejor, arreglamos lo roto del mundo, repudiamos todo acto de injusticia ejercido hacia nuestras mujeres, descocemos lo fétido de la justicia, para remendarlos con nuestros estambres morados y verdes. Somos mujeres que luchamos y quemamos, que pedimos y exigimos garantías para todas, desechamos todo estigma de sumisión y nos nombramos revolucionarias y gritamos ¡NO ESTÁS SOLA!

¡NI UNA MÁS, NI UNA ASESINADA MÁS!
D. Michelle Rodríguez García
Caracola magazine

Poema y Ensayo – feminismo cabrone$

Comentarios con un alto grado de machismo, decían la misma frase que llevo escuchando toda mi vida, “La violencia solo genera más violencia”.

Tal vez te gustaría..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *