Agua salada

Isla Poética – Lizzie.V.P.

Isla Poética

Lizzie.v. p

Extrañando tus letras en un café,
añoranza y bonanza
Llega a mi memoria el recuerdo de tu aroma impregnado en mi tez
Aquel que da color a un sentimiento que brota
que sorprende
no creo haberlo sentido nunca.
Por parámetro llenó mis sábanas en un jamás de emociones y
por capricho quiero tomar en posesión,
para hacerte mío,
y en propiedad leernos en oleada de poesía 
tropezarnos con la mirada,
expulsando los suspiros causados
por la casualidad encausada,
puede nos golpeemos con caricias
y cantemos al son de nuestras voces
un elixir con palabras…ahh ¡
Qué más podemos pedir,
si una poesía se escribe día con día desde ese momento,
en un café haciendo sobremesa
por querer sentirlo y
a placer revertirlo como venga en gana,
pues mío eres ya
¿Qué más puedes pedir?

Group-73.png

DEGUSTACION

Tu mi preferido después del tinto,  
que como sustancia vital recorres mi ser 
en sístole de un parecer en melancolía.
Esencia de un algo inexplicable
me hace sentir confusión,
es una señal o es un gesto?
atormenta mi pensar, punzar de un recuerdo.
Teniéndote de frente,
arrojo mis ropas llenas de contrariedades
entre lo que soy y el deber ser,
Así cuán desnuda queda mi alma
surgiendo esa chica simple y real.
Y tú ahí sin vestidura más que el presente,
bajo el lente de tu pupila
tela de juicio en cada parpadear
se difumina mi rostro
ante la luz de un nuevo día.
Atosigante recuerdo que
aparece en el amanecer de un pensamiento
en constante melancolía, 
apropiándote de mi esencia,
queda sólo la embriaguez del gusto por amarte.
Shhhh…
Algún día esas palabras sin pronunciar se desnudarán
para hacer sentir y prolongar el tropiezo de nuestras miradas.
Impulso sonrojante, 
timidez que culmina con el gesto intermitente de una sonrisa aprisionada.
Silencio sutil que condena, que atrapa.


Calla, 
no se necesitan palabras para esclavizar a la razón
 basta con una mirada para perderla.

Escritos nocturnos
de afrodisiaca esencia
con tinte de indiscreción.
Más que acariciar a la memoria
se da la confesión,
en tímidas y provocativas palabras
iluminando una conversación.
Distancia es lo que enmarca y tipifica
el habla de letras practicadas como si fuesen forzadas.
Escritos y distancia,
electrizante sensación,
insomnio viviente de una ausencia adyacente.
Uhmmm

Elizabeth Vázquez Pérez

Puebla, 1984.

 Estudió desde muy temprana edad en el Instituto García de Cisneros.

En 2018 por casualidad encontró a los talleres literarios impartidos por la Secretaria de Cultura Estatal , donde se dirigió para ser orientada para la
publicación de su libro. Entrando como oyente se quedó en el taller de Ensayo literario impartido por el autor José Luis Dávila. A mediados de año se extendió el curso de manera externa al cual acudió teniendo
gran avance.
 
A finales de 2019 se le ofreció la oportunidad de ser publicado el ensayo “un vicio silencioso” en la revista Hilal de circulación local.
Sus próximos proyectos vendrán con el paso del tiempo, por el momento darse a conocer para ser leída y publicada sigue siendo su prioridad.

Oleaje

Caracola Magazine más profundos que la mar.

Tal vez te gustaría..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *