Agua dulce

Con la fuerza de Lilith

Con la fuerza de Lilith

 “Ni una más, ni una más, ni una asesinada más”,

Por D. Michelle Rodríguez García

Día con día más mujeres se unen a la marea feminista, ese temor que tenían nuestras ancestras se ha convertido en rabia, misma que se vuelve en una dignificación de las mujeres. Esa rabia que circula por nuestras venas al ver que cada  día hay rostros nuevos en carteles de “Se busca”. Esa rabia que sentimos cuando nuestra abuela fue obligada a parir al hijo del hombre que la violó. De ver a nuestras infancias vulnerables, siendo violentadas por un sistema que en lugar de protegerlas, gasta miles de pesos por una noche de placer. La misma rabia que nos da al notar que el gobierno, y la gente, se preocupa más por los bienes materiales que por sus mujeres, que un monumento o pared significa más para la sociedad que una mujer asesinada en manos de aquél que le prometió amor. 

¡Ahora que estamos juntas, ahora que sí nos ven…!

Y es así, como al grito de: “Ni una más, ni una más, ni una asesinada más”, salimos a las calles a luchar, a exigir justicia por las que ya no están y para hacer que este sistema deje de “extraviar” carpetas de investigación, deje de aceptar a violadores en el poder, que dé carpetazo a las denuncias en su contra. Y como diría mi abuela: “El miedo no anda en burro”, porque ya vieron que las mujeres organizadas somos capaces de hacer temblar a la tierra cuando gritamos ¡Aleeeeeeeeeeeeeeerta, alerta al que camina, la lucha feminista por América latina!

Con esta rabia que sentimos de la impunidad, salimos a las calles hoy, 8 de marzo, día internacional de la mujer, de esa misma mujer que asesinan, de la cual censuran su nombre en libros, que aquella que quemaron en hogueras por ‘bruja’,  esa que llamas puta por usar falda corta, o por ser madre soltera. De nosotras, a las que  llaman “la creación más perfecta de Dios”, pero que el resto del año nos sexualizan. 

El 8 de marzo es un día de fiesta, celebramos que seguimos vivas, que la muerte no nos ha llamado, que podemos estar con nuestras amigas y familia, después de 364 días de lucha, este día celebramos, pero también exigimos. 

¡Ahora que estamos juntas, ahora que sí nos ven…!

¡Aleeeeeeeeeeeeeeerta, alerta al que camina, la lucha feminista por América latina!
D. Michelle Rodríguez García
Caracola magazine

Tejedoras de un mundo mejor

Por la historia somos perversas, culpables del pecado, brujas, hechiceras, amantes de los demonios, hijas de Lilith, seductoras.

Tal vez te gustaría..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *