Agua salada

Click clit

Click clit

Deyanira, la reina del burdel

Me desperté agitado en medio de la noche, sintiendo las caricias que Alice me daba en cada centímetro de mi extensión.

Cada vez que ella me acariciaba, no podía evitar estremecerme mientras oía sus gemidos. Estoy seguro que ella también había comenzado a sentirlo.

Sus intensas caricias en la oscuridad nos estaban haciendo gozar a ambos, alcanzando aquella sensación eléctrica que nos dejaba satisfechos.

Cuando ella finalmente se vino, siguió acariciándome lentamente hasta caer rendida por el sueño.

Había formado parte del cuerpo de Alice toda mi vida, pero hacía poco que ella había descubierto la forma correcta de tocarme para gozar, al principio lo había hecho con miedo en medio de la noche, pero ahora había entendido que es algo natural.

Estaba ansioso, apenas podía esperar por los deliciosos momentos que pasaríamos cuando hubiera alcanzado su madurez sexual.

Group-73.png

Sexotronic

Sumérgete en la narrativa experimental y déjate llevar por las olas sonoras a cargo de la reina del burdel. 

Lee más sobre la autora

Descubre la saga completa de la reina del Burdel. 

Oleaje

Caracola Magazine más profundos que la mar.

Tal vez te gustaría..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *